lunes, 5 de diciembre de 2016

Trucha asalmonada en salsa de naranja

Recetario Mañoso nos ha propuesto para esta temporada elaborar recetas con tres ingredientes, setas, trucha y melocotones. El plazo finaliza el 10 de este mes.
Mi primera aportación fue un estofado de ternera con níscalos. Esta segunda receta que elaboro es con trucha que la he acompañado con una deliciosa salsa de naranja.
Es un pescado apenas hago porque tiene bastantes espinas y hay que tener mucho cuidado con ellas, pero reconozco que, a pesar de ello, su carne es deliciosa.
Y como muestra de ello podéis ver también esta trucha arco iris a la cazuela o la trucha a la maña que preparé para otra ocasión.
La receta apenas tiene complicación y los ingredientes prácticamente están al alcance de todos ya que estoy seguro de que no faltan en ninguna cocina. Os digo como la hice. 

Trucha asalmonada en salsa de naranja

Ingredientes
1 trucha asalmonada (460 gr)
30 gr de pan rallado
30 gr de almendras molidas
2 dientes de ajo
2 naranjas de zumo
50 ml de vino blanco
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta

Elaboración
Pedimos en la pescadería que nos limpien el pescado, le quiten la cabeza y la cola y lo abran.
Precalentamos el horno a 170ºC
En una fuente de horno ponemos un poco de aceite y lo extendemos por toda la base.
Extraemos el zumo de las naranjas y reservamos.
En un bol mezclamos el pan rallado y la almendra molida.
Lavamos la trucha, la secamos, salpimentamos y la colocamos sobre la fuente de horno.
Pelamos y picamos muy finos los dientes de ajo y los repartimos por encima de la trucha.
Seguidamente la espolvoreamos con la mezcla de pan rallado y almendra molida.
Rociamos con el zumo de naranja y el vino y regamos con un poco de aceite.
Introducimos en el horno y, como la trucha pesaba 460 gr, la tuve 30 minutos.
Fuera del horno ponemos el caldo de cocción en un cazo al fuego, reducimos y rociamos la trucha.

Trucha abierta y con el ajo picado y mezcla de pan rallado y almendra molida
Trucha a la naranja
Regada con el zumo de naranja y el vino
Trucha a la naranja
Con el chorreón de aceite
Trucha a la naranja
Sacada del horno con la reducción del caldo de cocción
Trucha a la naranja
Confío en que sea de vuestro agrado.



lunes, 28 de noviembre de 2016

Patatas a la importancia

Victoria en su comunidad Cocineros del Mundo ha propuesto para el reto de este mes de noviembre preparar recetas hechas con cualquiera de estos tres ingredientes: patatas, hinojo o mandarina.
Mi intención al participar en el reto no es otra más que colaborar, ya que ganar queda solo para estupendos cocineros, de ahí que la presente ya casi finalizando el plazo. La receta con la que participo está hecha con uno de sus ingredientes: la patata.

La patata empezó a cultivarse hace unos 7.000 años. Los incas las tomaban ya 750 años antes de Cristo. A España llegó hacia 1560 siendo traída por Pedro Cieza de León pero no fue hasta entrado el siglo XVIII cuando la patata pasa a convertirse en un alimento básico de la población.

Con esta receta participo en el Reto de Noviembre 2016 de CdM - Cocineros del Mundo, en el apartado Salado.

Patatas a la importancia

Ingredientes
3 patatas medianas
100 g de jamón en taquitos
2 dientes de ajo
1 cebolla
2 huevos
1 pastilla de caldo de pollo
harina
sal
pimienta
aceite de oliva virgen extra
perejil

Elaboración
Preparamos el caldo poniendo en un cazo agua a calentar. Cuando hierve añadimos la pastilla, removemos hasta que se disuelva y reservamos en caliente.
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no muy gruesas. Las enjuagamos y las secamos.
En un plato ponemos la harina, salpimentamos las rodajas de patata y las enharinamos.
Batimos en un bol los huevos con una pizca de sal y bañamos cada rodaja de patata en el batido.
Ponemos a calentar en una sartén un fondo de aceite. Cuando el aceite tome calor freímos las patatas dorándolas por ambos lados. Sacamos y dejamos escurrir.
En una cazuela con un poco de aceite sofreímos los ajos y la cebolla picados finos. Cuando la cebolla transparente añadimos una cucharada de harina y cocinamos unos minutos para que pierda el sabor a crudo, añadimos el jamón, removemos y agregamos el caldo caliente y llevamos a ebullición.
Colocamos las patatas en la cazuela con el caldo. Agregamos el perejil troceado y cocinamos unos 20 minutos a fuego suave.

patatas a la importancia

patatas a la importancia
Espero que sean de vuestro agrado.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Uvas rellenas de mascarpone con coulís de frambuesas

Congelar frutas no es que sea una de las cosas que haga mucho ya que prefiero usar las frutas de temporada. Ahora ya no es como hace años atrás que, cuando se pasaba la temporada de una fruta, ya no podías tenerla hasta la temporada siguiente. En estos tiempos, con eso de la globalización, puedes encontrar frutas en cualquier mes de año, sea o no sea su temporada, eso sí, a un precio un tanto elevado.
Pero cuando vi que Marisa del blog Thermofan nos proponía en su reto Congelando el verano un curioso y novedoso proyecto como era el elaborar recetas con fruta de verano congeladas,  la curiosidad me llamó y me animé a participar, congelando una fruta que me encanta, y con ella hacer una receta muy sencilla y que creo os gustará.      
uvas congeladas
En ese reto figuran unos tutoriales entre los que se encuentra como congelar fruta, pero al leerlo me encontré con que la fruta que yo elegí no figuraba, así que me arriesgué a hacerlo sin saber el resultado que obtendría.
La fruta elegida estaba en su pleno apogeo en la fecha que decidí congelarla, sé que esa fruta se puede adquirir en cualquier época del año pero como tenía interés en participar no dudé en llevar a cabo el experimento. 
Las puse a congelar en la última semana de septiembre y han estado en esa situación hasta el momento de preparar la receta -- tercera semana de noviembre --. Como deduciréis al leer el título la fruta en cuestión es la uva. Tengo que decir que aunque la textura ha variado un poco, su sabor se ha mantenido totalmente.
Recetas con uvas hay muchas y muy variadas, la que hoy os presento creo que es novedosa porque rellenar uvas no es que sea muy habitual. Tengo que decir que el relleno no es como uno puede pensar, lo veréis un poco más abajo si seguís leyendo.
Para preparar la receta he utilizado un queso nada fuerte el mascarpone y una fruta que me encanta, la frambuesa.
La receta la vi en una revista que cayó en mis manos mientras esperaba turno para cortarme el pelo y como me llamó la atención, saqué una foto y me la guardé y aquí está como la he hecho.
En el refranero español hay un refrán que dice "uvas con queso saben a beso" y nada mejor que intentar recrearlo saboreando esta sencilla receta. Quedaréis muy gratamente sorprendid@s.

Uvas rellenas de mascarpone con coulís de frambuesas

Ingredientes
16 uvas sin semilla
80 gr de queso mascarpone
120 gr de frambuesas
3 cucharadas rasas de azúcar
20 ml de agua

Elaboración
 Aquí están congeladas. Las puse en una bolsa de asar, lavadas y secadas. 
Como veis, enteras y la bolsa cerrada herméticamente
uvas congeladas

Antes de comenzar a preparar la receta sacaremos las uvas para descongelarlas.
Una vez descongeladas las secaremos con ayuda de papel absorbente. Reservamos.
Uvas descongeladas
uvas descongeladas

El siguiente paso es preparar el coulís para ello ponemos en un cazo el agua, el azúcar y las frambuesas. Arrimamos al fuego y cocemos a fuego suave 10 minutos. Retiramos  y trituramos.
Frambuesas cociendo
coulís de frambuesas
Coulís de frambuesa
coulís de frambuesas

Dejamos el mascarpone a temperatura ambiente y batimos. Reservamos.
mascarpone batido

Cortamos las uvas por la mitad según su eje menor. Introducimos una mitad en la brocheta, rellenamos con el queso y cubrimos con la otra mitad. En cada brocheta puse dos uvas.
uvas rellenas de mascarpone

 Napamos con el coulís de frambuesas y ya solo queda saborearlas.
uvas rellenas de mascarpone napadas
Espero y confío en que esta sencilla receta haya sido de vuestro agrado.
https://thermofan.blogspot.com.es/2016/09/congelando-el-verano.html



lunes, 14 de noviembre de 2016

Estofado de ternera con níscalos

Estamos en temporada de setas aunque por lo que se dice este año no son muy abundantes debido, principalmente, a la ausencia de lluvias. No obstante se encuentran en los mercados aunque a un precio un tanto elevado. Entre las setas más apreciadas hay una que se lleva la palma, es el níscalo.
El níscalo es una seta muy apreciada, frágil, aunque algo resistente a la cocción.
Uno de sus mayores encantos es el delicioso sabor que proporciona a la carne o a las patatas.
La única precaución a tener en cuenta es que hay que limpiarlo muy bien ya que tiene bastante tierra y si no se hace detenidamente se puede arruinar lo que se prepare.
Esto es la parte más laboriosa de la receta.

Como no distingo a una seta buena de una mala podréis comprender que no me dedique a la recolección de setas, aunque en algún momento, y de eso hace ya tiempo, mientras desempeñaba mi trabajo, intentara  recoger algunas cuando se daban las circunstancias adecuadas pero siempre acompañado por un lugareño que esos no tienen dudas y conocen todas.
Por eso estos níscalos son comprados.


Este preámbulo viene a cuento porque a la vuelta del verano, Recetario Mañoso, ha comenzado con su nueva temporada y nos propone para cocinar tres ingredientes:
setas, trucha y melocotones.
Si queréis conocer su propuesta para este otoño os sugiero que lo visitéis aquí.
Hay de plazo hasta el 10 de diciembre para presentar recetas con cualquiera de esos tres ingredientes.

En esta mi primera aportación he optado por preparar una receta con uno de ellos: setas.
He elegido una variedad que tiene mucho aprecio y que ahora está en pleno auge: el níscalo.
Hace ya algún tiempo publiqué otra receta con dicha seta, níscalos salteados, en esta acompañan a una carne, en este caso, babilla de ternera. Una combinación estupenda, os lo aseguro.

Estofado de ternera con níscalos

Ingredientes
200 gr de níscalos
250 gr de ternera a tacos (he usado carne de babilla)
1/2 cebolla
1 zanahoria
2 dientes de ajo
1 vaso de vino blanco
1 cucharada de postre de pimentón
1/2 cucharada de postre de tomillo
aceite de oliva virgen
sal
agua

Elaboración
En una cazuela con un fondo de aceite sofreímos la cebolla muy picada y la zanahoria pelada y cortada en medias lunas. Cuando toma color incorporamos la carne troceada, removemos unos minutos y añadimos medio vaso de vino y medio de agua.
Tapamos y cocinamos a fuego suave hasta que el líquido reduzca.
 Mientras se cocina limpiamos perfectamente los níscalos y los cortamos en trozos.
Pelamos los ajos, los picamos y ponemos en un mortero con el tomillo y un poco de sal, majamos, añadimos el otro medio vaso de vino y removemos bien.
En una sartén con un poco de aceite salteamos los níscalos con una pizca de sal y los incorporamos a la cazuela donde está la carne. Echamos el pimentón, removemos para mezclar y añadimos el contenido del mortero. Rectificamos de sal y cocinamos a fuego suave hasta que la carne esté en su punto. Si hiciera falta se le añade un poco de agua.

ternera con níscalos

ternera con níscalos
Confío en que sea de vuestro agrado.


lunes, 7 de noviembre de 2016

Lentejas guisadas con verduras

La lenteja es una de las legumbres que desde la antigüedad ha sido cultivada por el hombre. Junto a los cereales han constituido y constituyen uno de los alimentos básicos en la alimentación.
Algunos historiadores hablan de una antigüedad de 20.000 años en su cultivo pero lo que si parece probado es que hace unos 10.000 años en el Oriente próximo ya existía una asociación entre los cereales (trigo y cebada) y las legumbres (lentejas y guisantes).
En España contamos con varios tipos de lenteja: de la Armuña (de color verde claro), pardina (de color pardo), verdina (verde amarillento con puntos negros) y el llamado lentejón (de gran tamaño y color verde amarillento con algunas tonalidades descoloradas).
De todas las legumbres, la lenteja es la más fácil de digerir y la más tierna.
Combinadas con arroz proporcionan una proteína de calidad equiparable a la de la carne.
En esta ocasión las he preparado guisadas junto con verduras. Un plato sano y sin nada de grasas.

Lentejas guisadas con verduras

Ingredientes
300 g de lentejas pardinas
1 puerro
1 zanahoria
1 cebolleta
1 hoja de laurel
3 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
aceite de oliva

Elaboración
Lavamos y picamos muy fina toda la verdura. Del puerro solo la parte blanca.
Pelamos la zanahoria y la partimos a lo largo y luego en medias lunas. Pelamos y picamos los ajos.
Ponemos al fuego una cazuela con las lentejas junto con la verdura, los dientes de ajo picados y el laurel, cubrimos con agua y dejamos cocer a fuego lento hasta que las lentejas estén tiernas y las verduras cocidas.
En una sartén aparte ponemos un chorro de aceite de oliva. Cuando esté caliente apartamos del fuego, añadimos el pimentón, rehogamos, mojamos con un poco de caldo de cocción de las lentejas e incorporamos a la cazuela. Removemos y cocinamos unos minutos.

Lentejas guisadas con verduras
Espero que haya sido de vuestro agrado.