lunes, 20 de noviembre de 2017

Yogur casero

Aunque suelo consumir bastantes yogures, es el postre que suelo tomar de cena, nunca lo había hecho en casa. Ni que decir tiene que he mirado en ese pozo sin fondo que es Google y he encontrado un sinfín de páginas que indican como se hace un yogur casero, con yogurtera o sin ella. Sin embargo he observado que la inmensa mayoría para hacerlos utilizan otro yogur. En mi caso no ha sido así, no he utilizado un yogur para hacer otros, he utilizado un preparado formado por probióticos y prebióticos que se vende en herboristerías y parafarmacia. El resultado ha sido muy satisfactorio.
El hacer yogur casero ha surgido al traer una de mis hijas una yogurtera, utensilio que no tenía ya que no soy muy partidario de tener aparatos que no se usan muy a menudo y que ocupan mucho espacio en la cocina existiendo el peligro de que para que tenga su lugar yo deba salir jj y por el momento esa opción no la contemplo.
Hacer yogur casero no tiene dificultad alguna si se dispone de yogurtera, sin tenerla no he probado pero todo se andará. La experiencia ha sido todo un éxito y los siete yogures han durado muy poco. Aquí os dejo como los he preparado.

Yogur casero

Ingredientes
1 yogurtera
1 l de leche ( he usado semidesnatada)
4 cucharadas soperas de azúcar (he usado de abedul)
1 sobre de 1 gr de preparado con probióticos ( parafarmacias o herboristerías)

Elaboración
Calentamos la leche en un cazo hasta que alcance los 40ºC. Retiramos del fuego, agregamos el azúcar, removemos para su disolución y añadimos el contenido del sobre. Removemos, llenamos los vasos y los colocamos en la yogurtera. Los tenemos unas 10 horas, yo suelo prepararlo por la noche, y al día siguiente los guardamos en el frigorífico.
Y transcurridas unas horas están listos para disfrutarlos.

En la yogurtera
yogur casero
Finalizado tiempo de elaboración
yogur casero
listo para saborearlo
yogur casero
¿Os apetece?

lunes, 13 de noviembre de 2017

Judías verdes con patatas

Recetario Mañoso ha tenido una idea excelente en su propuesta para otoño. No es otra más que publicar las primeras recetas que se dieron a conocer en los principios del blog.
Y esta fue mi primera receta que publiqué. De eso ha hecho 9 años y 8 meses. Desde entonces ha llovido mucho. Tengo que decir que aunque la receta en su día no recibió ningún comentario, lógico ya que era la primera vez, si que ha tenido unas cuantas visitas. En concreto 1.537. No son muchas, la verdad, pero para ser la primera no me puedo quejar.
Y como soy un asiduo de Recetario Mañoso no he querido dejar pasar esta ocasión para colaborar en dicha propuesta.
Nos preguntan que hagamos algunos apuntes sobre los motivos para crear el blog y sentimientos que se tienen al ver esas primeras publicaciones. Estos son.
Mi afición a la cocina me viene desde pequeño al ver cocinar y saborear los platos que confeccionaba mi madre. Pero a medida que iba creciendo en edad y en estatura y debido a tener que ausentarme de casa por motivos de la profesión que elegí, esas inquietudes en la cocina se fueron diluyendo pero no anulando. Y esa inquietud y esa afición tuvo su reflejo en un determinado momento cuando hacíamos con la Academia unos ejercicios, durante una semana, en la zona de Los Yébenes y al no haber nadie que se atreviera a preparar desayuno, comida y cena para 22 jóvenes de 20 años y durante 8 días, me decidí y aunque hay anécdotas que contar, no lo tuve que hacer muy mal porque al siguiente año, fui, en esta ocasión, designado para tal fin. Pero eso sería otro motivo para escribir.
¿Qué siento al ver las primeras publicaciones del blog? Muy sencillo, nostalgia por el tiempo pasado y satisfacción y alegría por ver a tantas personas que a lo largo de estos casi 10 años se han dignado al visitarme y dejar unas palabras de cariño. Eso no tiene precio.

Y esta es mi primera receta, judías verdes con patatas, actualizada.
Si en la primera receta no figuraban cantidad de ingredientes aquí los subsano. En la primera receta, el cuerpo de la receta no diferenciaba ingredientes de la elaboración, en esta sí. Lo único que figura de la primera publicada es la foto. No me dedico a la fotografía ni tampoco a hacer presentaciones fotográficas, este blog es mi afición, no mi profesión, por lo tanto no sé si hay mucha diferencia en las fotos pero ahí quedan.
Os dejo unas reseñas del texto de la primera publicación.

Voy empezar el blog con esta sencilla receta
Para ello vamos a necesitar
Judías verdes, patatas, 3 dientes de ajo, 1 pastilla de caldo de verduras, aceite, sal
A las judías les quito las dos puntas y las troceo. Mientras voy haciendo esto pongo en una cazuela, a calentar, agua, la pastilla de caldo, dos dientes de ajo, una pizca de sal y un chorreón de aceite. 
La única modificación que he introducido ha sido el una vez troceadas las judías verdes, partirlas por la mitad en su sentido horizontal. Ya sabéis que donde hay patrón no manda marinero jj.

Judías verdes con patatas

Ingredientes (2 pax)
300 gr de judías verdes
2 patatas medianas
1 pastilla de caldo de verduras
3 dientes de ajo
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
En una cazuela calentamos agua con dos dientes de ajo, una pizca de sal, la pastilla de caldo de verduras y un chorreón de aceite de oliva.
Mientras toma calor despuntamos las judías, las troceamos y las partimos por la mitad en su sentido longitudinal, lavamos y reservamos.
Pelamos las patatas y las rompemos en cachelos. Cubrimos con agua y reservamos.
Cuando el agua toma calor incorporamos las judías verdes y dejamos cocer 20 minutos. Transcurrido ese tiempo incorporamos las patatas y cocinamos 20 minutos. Rectificamos de sal si es necesario.
Escurrimos, emplatamos y espolvoreamos con ajo picado, si se quiere, y regamos con un chorreón de aceite de oliva.

judías verdes con patatas

Foto de la primera publicación

¿Con cual os quedáis?
Con esta publicación renovada colaboro en la propuesta que Recetario Mañoso nos hace para otoño.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Patatas guisadas con chorizo y costillas

Hace algún tiempo uno de nuestros amigos nos obsequió con unos productos de León ya que él es de esa zona y la visita a menudo. El obsequio consistió en unos unos chorizos y unas costillas adobadas. Como venían envasadas al vacío no había problema en su conservación así que decidí guardarlas para otra ocasión. Y hace poco llegó el momento de saborearlas. La forma ha sido acompañadas de unas patatas. Una forma sencilla de cocinar y cuyo resultado es patente. Tengo que decir que yo los chorizos los puse enteros y los troceé una vez en el plato pero si se quiere se pueden trocear previamente, eso queda al gusto de cada cual. De una forma o de otra creo que este guiso será de vuestro agrado. Espero que así sea.

Patatas guisadas con chorizo y costillas

Ingredientes (4 pax)
3 patatas medianas
200 gr de costillas de cerdo adobadas
2 chorizos del Bierzo
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
50 ml de vino blanco
1 cucharada de postre de pimentón dulce
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Pelamos las patatas, las cortamos en cachelos, las colocamos en un bol y cubrimos con agua. Reservamos.
Pelamos la cebolla y la cortamos en dados.
Pelamos los dientes de ajo y los picamos menudos.
En una cazuela ponemos un fondo de aceite y pochamos la cebolla y el ajo. Cuando transparenta, incorporamos las costillas troceadas y los chorizos. Removemos unos minutos. Incorporamos las patatas escurridas, la hoja de laurel, el vino y el pimentón. Cubrimos con agua y cocinamos unos 30 minutos a fuego suave hasta comprobar que están en su punto.

patatas guisadas con chorizo y costillas
¿Que os ha parecido?

lunes, 30 de octubre de 2017

Momias para Halloween

No soy mucho de celebrar la fiesta de Halloween aunque hoy caigo en la tentación y publico esta entrada relacionada con dicha fiesta. Como veis no es que sea un artista haciendo momias, debo pertenecer a alguna escuela de la época tinita, al menos en cuestión de maestría, y más que miedo producen risa o no?
Ya he visto que como nos acercamos a la fiesta de Halloween se están publicando muchas entradas con recetas para su celebración. He visto varios blog,s y en uno de ellos Recetas París finas, leyendo su última entrada Pumpkin Pie nos remite a un blog francés C'est Maman qui l'a fait. Pues bien visitando este último blog encontré esta receta que ahora os propongo. Como veis no puede ser más sencilla y doy fe de que las momias se comen en un santiamén.
Con esta receta tan artística celebro a mi manera tan señalada fiesta.

Momias para Halloween

Ingredientes
1 lámina de hojaldre
6 salchichas estilo frankfurt
salsa ketchup
bolitas de confetis

Elaboración
Descongelamos el hojaldre siguiendo las indicaciones del fabricante.
Mientras descongela ponemos un poco de agua en un cazo y cuando toma calor echamos las salchichas. Cocemos un par de minutos, sacamos, dejamos enfriar y secamos. 
Cortamos a lo largo la lámina de hojaldre en tantas tiras como salchichas vamos a poner.
Colocamos una salchicha en una tira y la vamos envolviendo oblicuamente hasta cubrirlas. Terminamos con todas las salchichas y con el resto de las tiras de hojaldre. 
Colocamos un par de bolitas simulando los ojos y ponemos unas gotas de ketchup simulando sangre.
Precalentamos el horno a 220ºC. Colocamos las momias sobre papel de horno, introducimos y horneamos unos 15 minutos dependiendo de cada horno.

momias
¿A que son terroríficas jj? A ver que os parecen. Que disfrutéis de la fiesta del terror.